Covid-19 convierte la frontera de Tamaulipas en un “polvorín”

Covid-19 convierte la frontera de Tamaulipas en un “polvorín”

Frontera “un polvorín” frente al COVID-19

* Varados 13 mil migrantes en la frontera y deportaciones van en aumento

Daisy Verónica Herrera Medrano
Reportera

La frontera Tamaulipeca está convertida en “un polvorín” frente a la epidemia del COVID-19, el programa anual de deportaciones y el de retornados han dejado aquí a unos 13 mil migrantes, a ello se le suman los extranjeros que llegan con la intención de cruzar a Estados Unidos.

El primer síntoma de alarma ya se vivió en Matamoros, en donde hay unos 2 mil 400 migrantes hacinados en un refugio que tuvo que cerrar temporalmente por la sospecha de un brote de COVID-19 entre sus inquilinos.

Lo más grave denunció el Secretario General de Gobierno, Cesar Verastegui Ostos, es que hay unos 10 mil migrantes que se sabe depositó en territorio Tamaulipeco la patrulla fronteriza pero no sé sabe dónde están.

El Gobierno de Estados Unidos también ha elevado el número de deportaciones diarias de migrantes, en especial de aquellos que no son mexicanos y que a través del Programa Retornados los dejan en esta frontera.

Ante este escenario y la posibilidad de que se propague con facilidad el virus de COVID-19 entre los migrantes, el Secretario General de Gobierno, hizo un enérgico llamado en donde demandó a las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM), a que saquen del estado, a la brevedad posible a los 13 mil extranjeros que se encuentran varados en los municipios fronterizos de Tamaulipas.

Señaló que el acuerdo firmado establece que, cuando el pais la frontera por dónde ingresó el extranjero no los reciba, Estados Unidos deberá volarlos hasta su país de origen.

“Lo que nosotros le pedimos a la Federación es que no nos regrese personas que no sean mexicanas, porque estamos recibiendo ecuatorianos, guatemaltecos, en la frontera por el Programa Retornados, pero ahora vive una emergencia distinta el país y México es espicentro de la pandemia y cremos que esa es razón suficiente para que Estados Unidos los devuelva a su país de origen como el mismo convenio dice, si el país o la frontera por dónde entro el extranjero no los recibe ellos deberán de volar los a su país de origen”, agregó la Subsecretaria Gloria Garza Jiménez.