Tamaulipas “no ha tocado” el crédito contra el Covid-19

Tamaulipas sin usar crédito, mantiene Plan de Austeridad

Daisy Verónica Herrera Medrano
Reportera

Para hacer frente a la pandemia de COVID-19 y ante la limitante de recursos financieros a la que se enfrentan las entidades federativas, algunos Estados han optado por contraer deuda pública y comprometer en el mayor de los casos las participaciones federales.

El Gobierno del Estado solicitó al Congreso del Estado la autorización para contraer un crédito hasta por cuatro mil 600 millones de pesos para atender la emergencia del COVID-19 y evitar la caída de la economía en la entidad, que se pagaría en un plazo de 20 años, comprometiendo el 8.5% de las participaciones federales.

La aprobación se consiguió pero el mandatario estatal a diferencia de algunos de sus homólogos gobernadores no ha hecho uso del crédito, como sí lo hizo su homologo Enrique Alfaro Ramírez en el Gobierno de Jalisco con un crédito a corto plazo por mil millones de pesos, para atender las afectaciones económicas por COVID-19.

La deuda de Jalisco se contrajo a través de dos créditos con diferentes instituciones financieras; a Banorte se le adjudicó empréstito por 800 millones de pesos con una tasa efectiva de 6.98%, y otro por 200 millones de pesos al Banco Santander con una tasa de 7.03%.

El gobierno de Guanajuato a cargo de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, alista la contratación de un nuevo crédito por cinco mil millones de pesos para reactivar las empresas afectadas por la contingencia sanitaria del Covid-19, esta deuda se sumará a la contraída en enero por cinco mil 350 millones de pesos.

El llamado del Gobierno de México es totalmente contario, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha pedido no endeudar las arcas estatales y por el contrario, poner en marcha un plan de austeridad republicana que permita ahorrar en rubros no esenciales para redireccionar esos recursos al gasto de COVID-19.

Tamaulipas tiene en marcha un Plan de Austeridad desde principios de 2017, que incluye la reducción del 10 por ciento al sueldo del Gobernador, Secretarios, Subsecretarios y titulares de organismos públicos descentralizados y el congelamiento de vacantes con un monto inicial de ahorro de 240 millones de pesos y el ajuste en sueldos y salarios, mediante el análisis de duplicidades de puestos y funciones.

También se redujo el presupuesto destinado a viáticos, convenciones, gastos de representación y comunicación social por 200 millones de pesos y se ha trabajado en la reducción del 25% del parque vehicular, con excepción de unidades de salud y seguridad pública, eliminando el gasto en mantenimiento y refacciones relacionado por un monto de 19 millones de pesos.

La austeridad incluye además disminuir el consumo de combustible en un 25% y reducir los costos de los servicios de fotocopiado, telefonía, vigilancia y mensajería, generando ahorros por 44 millones, así como incrementar el uso de medios electrónicos para la eliminación progresiva del gasto en papel y otros insumos hasta por 23 millones de pesos.

Desde el 2017, se trabaja en la revisión de los arrendamientos de los inmuebles para determinar si son necesarios –sin afectar la prestación de servicios de infraestructura crítica- para generar ahorros iníciales de hasta 22 millones de pesos y se han conseguido ahorros superiores a los 132 millones de pesos en gastos de asesorías, estudios, investigaciones, alimentación, eventos, servicios de limpieza y otros rubros.

Ahora mismo, Tamaulipas cuenta con ocho Hospitales Temporales Covid-19, para atender casos graves y muy graves del coronavirus, equipados con infraestructura especializada y 40 camas cada uno, es decir, 320 camas adicionales disponibles.

También cuenta con 18 Módulos de Detección COVID-19 en hospitales del Sistema Estatal de Salud, IMSS e ISSSTE, destinados a atender y valorar pacientes, sin comprometer las áreas de atención general de los hospitales que opera la Secretaría de Salud.

You may like

In the news