Son Migrantes “bomba de tiempo” en la frontera

Migrantes “bomba de tiempo” en la frontera

Daisy Verónica Herrera Medrano

Reportera

Como una bomba de tiempo fue calificada la crisis migrante en la frontera Tamaulipeca por el Alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar, quién imploró ayuda a la federación antes de que reviente en un problema de salud pública y de seguridad nacional.

En Nuevo Laredo, hay censados dos mil 300 migrantes en casas de ayuda, adicionalmente se estima una población flotante de 400 migrantes en las calles.

La salud de los migrantes se ha tornado un problema, que pudiera detonar en algo peor, pues actualmente hay 25 embarazadas en las casas del migrante y se han detectado casos de enfermedades diarreicas, gastrointestinales y gripe en la población general de las casas del migrante.

El alcalde sostuvo que teme por un amotinamiento y una embestida de migrantes contra los puentes internacionales ya que dijo,  en una intentona de querer cruzar a la mala, lo que van a provocar es el cierre del puente 3 y eso va a afectar severamente al comercio.

La situación tiende a recrudecer debido a que el gobierno de Estados Unidos ha hecho más rigurosos los requisitos para conceder visas humanitarias, a la vez que el procedimiento para ello se ha hecho lento.

La mayor cantidad de migrantes refugiados en Nuevo Laredo, es decir mil 200 son de origen cubano, 400 son procedentes de África y el resto  de El Salvador, Guatemala, Honduras, Venezuela, Ecuador y otros países.

En Reynosa, la alcaldesa Maki Ortiz Domínguez, señaló que tienen registrados mil 600 migrantes que tienen rebasada la capacidad de atención en casas de migrantes, albergues municipales y de las instituciones estatales.

You may like

In the news