FUERA DE LA CAJA/ Sainete Iluminador/ por Macario Schettino

 

FUERA DE LA CAJA/
Sainete Iluminador/
por Macario Schettino

 

El sainete contra España ha resultado muy iluminador. Según entiendo, el gobierno de México envió una carta a la Corona española a inicios de mes. Un par de semanas después apareció Jesusa hablando de las maldades de la conquista, en asociación con los tacos de carnitas, y eso se convirtió rápidamente en tema de las redes. Poco después se filtró la carta referida, y apareció un video del presidente con su esposa hablando del tema. También se ha dicho que la señora Gutiérrez Müller ha expresado que en México se odia a los españoles, aunque ella lo niega. En cualquier caso, el sainete es iluminador, porque permite entender a uno de los grupos políticos que rodean a López Obrador: el que he llamado “bolivarianos de Morena”.

Como usted sabe, la presidenta del partido es admiradora de Fidel y Chávez, y lo mismo ocurre con varios de los dirigentes principales de esa institución: Héctor Díaz Polanco, El Fisgón, Taibo II, Martí Batres, y muchos más. Lo que no comprendía esta columna es cómo este grupo, de fuerte ideología, había logrado controlar el partido fundado por López Obrador, quien nunca había mostrado mucha cercanía con esa visión del mundo.

Bueno, ahora entiendo. El enlace entre López Obrador y el grupo más ideologizado de sus seguidores es nada más y nada menos que su esposa. La amistad que tiene con Jesusa, y con varios de los mencionados, es de larga data. Aunque todos ellos tienen trayectoria en la ‘lucha proletaria’, no dudo que su posición actual se deba, en parte, a esa relación. No lo había considerado importante hasta que este sainete ha revelado de qué tamaño es la influencia de la esposa en el Presidente.

No pretendo que el sainete de marras sea sólo un asunto conyugal. Sin duda López Obrador ha sabido utilizarlo para distraer y al mismo tiempo polarizar, galvanizando su apoyo. Ya con el huachicol mostró que no tiene escrúpulo alguno (por si hubiese dudas). La invención de un enemigo externo, coincidente con esa historia maniquea del pésimo sistema educativo nacional, le es muy funcional, sobre todo cuando han empezado los abucheos. No fue nada más en el beisbol (of all places), ya es también en aeropuertos. Urgía un sainete.

Pero queda claro ahora que Morena, es decir los bolivarianos, están mucho más cerca del presidente de lo que percibía esta columna. Es más, tienen ya candidato presidencial: Evita. Perdón, Beatriz, creo que es el nombre correcto, aunque el personaje sea otro.

Esto cambia de forma significativa el riesgo que corre el país. Ya habíamos dicho que los escenarios esperados iban de repetir el echeverrismo a intentar el chavismo, pero que todo indicaba que el primero era el más probable. De hecho, en esa dirección la candidata a suceder al líder sería Claudia Sheinbaum, desde ya. Pero si, en el camino del chavismo, la candidata es la esposa, las probabilidades cambian, y el escenario futuro del país es mucho más serio.

Esto también permitiría entender por qué López Obrador es capaz de negar sus intenciones de reelección, pero no retirar su propuesta de revocación. Espera hacer campaña en 2021 para mantenerse, pero sobre todo para incrementar su mayoría en las cámaras y ampliar el número de gobernadores de su partido. Y en 2024 la campaña será como primer damo, heredando el poder, y con ello formalmente evitando la reelección, aunque en los hechos seguirá habitando el Palacio Virreinal, hoy Nacional.

Es indudable, ha sido un sainete muy ilustrativo. Espero que todos los mexicanos sean ahora conscientes de lo que viene: Evita y los Bolivarianos. Ustedes dirán.

You may like

In the news