Estalla violencia en Coca Cola Matamoros

Conflicto obrero en Matamoros llega a los golpes y denuncias

Daisy Verónica Herrera Medrano
Reportera

Varios lesionados entre hombres y mujeres fue el resultado del conflicto obrero en la empresa Arca Continental que tras 42 días de huelga ilegal se desbordó la mañana del viernes, cuando llegaron a las agresiones físicas y verbales los huelguistas del movimiento 20/32 y los más de 450 empleados y directivos que intentaban ingresar a la empresa para volver a laborar.

Grandes vallas de los huelguistas se montaron en todos los accesos de la Coca-Cola Matamoros para impedir el paso de quienes quieren trabajar, llegando hasta los golpes para evitar que levantaran el “secuestro de la planta”.

La mañana del viernes inició en aparente tranquilidad, con una marcha pacífica protagonizada por los disidentes del movimiento 20/32 desde el sindicato hasta Arca Continental, la intención era ingresar a las instalaciones y retomar la actividad laboral.

No pudieron materializar sus planes ya que los esperaban cadenas humanas de integrantes del 20/32 y sus familias que a empujones primero, luego forcejeos y golpes entre manotazos y patadas que dejó varios lesionados impidieron su paso.

Casi una hora después de la trifulca la Policía Estatal arribó al lugar, se presentaron diversas denuncias ante el ministerio público por golpes y lesiones y se espera que la empresa también proceda legalmente en contra de quienes han causado daño a su propiedad.

Esta es la segunda ocasión en que se crispan los ánimos en la Coca-Cola, el pasado 1 de marzo, los huelguistas interceptaron y “secuestraron” 18 camiones procedentes de Reynosa que intentaban distribuir los productos de la empresa refresquera en la ciudad.

En Arca Continental, fue instalada la huelga ilegal desde el pasado 15 de febrero, en exigencia de un incremento salarial del 20 por ciento y un bono anualizado de 32 mil pesos.

El pasado martes 26 de marzo, tras una convención de obreros sindicalizados y de confianza, unos 450 trabajadores de Coca-Cola decidieron renunciar al incremento salarial y al bono anual y manifestaron su intención de volver a trabajar.

Llamaron a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a intervenir para hacer valer la legalidad y a los huelguistas a levantar el “secuestro de la empresa”, sin embargo, al no obtener respuesta favorable, intentaron reabrir la la empresa sin éxito.

You may like

In the news