Son trabajadores “alma y corazón” de México.- Nader

Son trabajadores “alma y corazón” de México.- Nader

*Más de 15 Mil Obreros Conmemoran en Tampico el Día del Trabajo*

Más de 15 mil trabajadores de 60 sindicatos de la zona conurbada tomaron parte, este miércoles, en el desfile conmemorativo del Día de Trabajo,  que fue encabezado por el Presidente municipal Chucho Nader; dirigentes de la Federación Regional de Trabajadores del Sur de Tamaulipas asi como Secretarios generales de gremios participantes.

Durante el acto protocolario, efectuado frente a las instalaciones de la CTM, el alcalde señaló que la verdadera fuerza del país la representan las y los trabajadores de México, quienes se esfuerzan cada día por alcanzar el progreso y desarrollo que genere bienestar para todas las familias.

“Ustedes son el alma y corazón que se necesita para construir un país con mayor bienestar y calidad de vida y hoy honramos a quienes han luchado y han sacrificado para garantizar el derecho al trabajo y sus conquistas laborales”, afirmó.

Chucho Nader aseguró que con el trabajo del sector obrero, patronal, empresarios, comerciantes y sociedad en general, se está trazando la ruta del progreso para todos los tampiqueños.

“Estamos haciendo de Tampico un mejor lugar para vivir, una ciudad que se transforma con el esfuerzo de cada persona y de cada familia; tengan la plena seguridad de que los trabajadores siempre tendrán el reconocimiento y respeto de este gobierno municipal y juntos seguiremos trabajando unidos por un presente de certidumbre, que de paso a un futuro lleno de cosas buenas para todos”, subrayó.

Por su parte dirigentes de los trabajadores cetemistas señalaron que la clase obrera de Tamaulipas es gente solidaria, que trabaja por el bien de la entidad y sus familias; “Por eso estamos aquí, conmemorando este día del trabajo y para levantar la voz en contra de todo aquello que nos preocupa”.

Luego de la ceremonia oficial, el contingente obrero desfiló por el bulevar Adolfo López Mateos; y las calles, César López de Lara, Álvaro Obregón, y Cristóbal Colón hasta la plaza de armas, donde se instaló el palco para las autoridades municipales y representantes obreros.